CERO MANTENIMIENTO

Todos los productos HORDAL no requieren mantenimiento, debido a que los perfiles estructurales se unen mediante proceso de soldadura con aportación de aluminio, evitando así juntas por las que se pueda iniciar un proceso de oxidación del material, además de dotarlos de una mayor robustez y no depender de ningún tipo de tornillería, siendo así también un material más duradero.

HORDAL realiza unos procesos muy completos y exhaustivos de lacado, donde el producto final antes de ser lacado al horno, pasa un proceso de inmersión en cubas donde se desengrasa, decapa y lava para que el aluminio llegue a las cabinas de pintura en las mejores condiciones y el resultado sea un lacado impecable y duradero.

PROCESO DE LACADO

Se procede al desengrasado de los perfiles mediante inmersión en un baño con productos medianamente alcalinos a 35ºC de temperatura para acondicionar y limpiar el metal de aceites, grasas e impurezas pulverulentas que pueda presentar. El material permanece sumergido en el baño entorno a 20 minutos.

El aclarado se realiza con agua desmineralizada y a temperatura ambiente para eliminar los posibles sobrantes. Este baño de aclarado está sometido a un proceso de depuración continuo mediante un sistema de cascada.

El decapado se realiza mediante inmersión en baño altamente alcalino para obtener una limpieza más exhaustiva y uniforme del aluminio.

Este proceso se realiza con agua desmineralizada y desionizada para el posterior secado al horno para que el aluminio llegue a las cabinas de pintura en las mejores condiciones.

Estas cabinas de pintura están equipadas de una batería de pistolas, las cuales inyectan y fijan sobre la superficie del metal, pintura en polvo. La pintura en polvo que se utiliza, dispone de los mismos componentes que la pintura convencional, pero sin incorporar disolventes. Esta pintura consta de pigmentos y cargas, aditivos y esencialmente de resinas, las cuales confieren la formación de la película continua y sólida de pintura, bien adherida a la superficie y actuando de barrera ante la humedad.

(Todas las pinturas son traídas desde el fabricante para garantizar la máxima adherencia en la pintura y se encuentran homologadas por las Normas de Calidad Qualicoat).

Una vez la pintura depositada sobre la superficie del material, éste es introducido en un horno de polimerización durante 35 minutos a 220ºC. En él, las resinas que contiene la pintura en polvo, se polimerizan y se funden formando una película continua y sólida de pintura. Los espesores de capa obtenidos son de 60 a 80 micras aproximadamente.